El recinto amurallado

El recinto amurallado mejor conservado de Cataluña

22/02/2017

Construcción:
Siglo XIV

Características:
Tiene un perímetro  de 1.500 metros, con una treintena de torres. Para la construcción se utilizó piedra, argamasa y tapia en algunos tramos. En los ángulos de las torres se utilizaron sillares regulares de piedra. El recinto está formado por cuatro tramos y antiguamente sólo habían cuatro portales situados según los puntos cardinales: el portal de Sant Antoni, el portal de Sant Francesc, la torre-portal de Sant Jordi y la torre-portal de Bové. Las torres son de base rectangular, cubiertas por tres lados y dejan la parte interior descubierta, excepcionalmente una torre tiene la base pentagonal, la torre dels Cinc Cantons.

Historia:
Se construyó siguiendo el proceso de fortificaciones de las principales ciudades ordenado por Pere III el Cerimoniós a causa de la guerra contra Pedro el Cruel de Castilla. Participaron en la construcción los vecinos de Montblanc y su veguería. A causa del gran número de conflictos bélicos que se sucedieron en Montblanc entre los siglos XV y XVIII el recinto perdió su funcionalidad defensiva y las autoridades decidieron arrendar las torres para ser habitadas y los fosos se convirtieron en lugar de pastoreo de animales. La construcción de inmuebles adosados a la muralla dejó el recinto en muy mal estado. A partir de 1971 se inició una lenta recuperación aún por terminar.

Visita:
Parte exterior del recinto, Baluarte de Santa Anna, Muralla de San Jordi y Muralla de San Francesc.

Durante el recorrido de la visita guiada por el centro histórico se puede acceder a una de las torres y a un tramo del paso de ronda.

Las visitas se tienen que concertar con antelación en la Oficina de Turismo.

Acciones de Documento